La casa del futuro

La casa del futuro no es una utopía. Por el contrario, puede ser parte integrante del barrio, ciudad, y ofrece a sus habitantes un concepto integral en el cual las energías renovables y la calidad de vida se dan cita.

El arquitecto Rolf Disch ha demostrado en Friburgo, Alemania (la capital solar de Alemania), que no es cosa de magia que las casas unifamiliares produzcan más energía de la que consumen. El diseño de la edificación, tienen un aspecto de modernas casas adosadas y la elección de los materiales, así como el empleo de sistemas hidráulicos y energéticos sostenibles, implican que este barrio se abastezca de recursos naturales. Su concepción y estética son muy atractivos; los bajos costes y gastos indirectos de luz, agua y calefacción repercuten directamente en la economía doméstica.

Deja un comentario